Sarmiento

El sarmiento del viñedo es la rama seca de la vid. El encendido de los sarmientos es inmediato. Especial para asar chuletillas de cordero. 

A través del sarmiento ha corrido la savia que ha hecho posible el fruto del vino, esto hace que al proceder al asado, el sarmiento aporte unos matices de sabor excepcional a las verduras, carnes y pescados. Del mismo modo al quemar la materia prima, impregna a los asados de un aroma intenso e inconfundible.

Sobre una base de papel se vierte el sarmiento , se prende y en pocos minutos habremos conseguido un fuego intenso.

Una vez extinguida la llama obtendremos las brasas y tras extenderlas podremos colocar las viandas sobre la parrilla. Para asados continuos, los sarmientos pueden ser mezclados con otros combustibles como leñas y carbón. En este caso una vez obtenidas las brasas de la leña o carbón base, incorporaremos los sarmientos, provocará una llama rápida e intensa pero de corta duración. Pudiendo repetir el procedimiento tantas veces como sea necesario.

La duración aproximada de las brasas es de unos 30 minutos, pero si utilizamos de base una capa de carbón vegetal o leña y añadimos sarmientos en función de la necesidad de calor, conseguiremos un magnifico asado con un perfume sin igual, digno de los mejores restaurantes de carne a la brasa. Pero no solo de carne vive el hombre y algunos platos como los calsots o el arroz, nunca saben igual si no son cocinados con sarmientos. 



Tu privacidad es importante para nosotros

Tanto nuestros partners como nosotros utilizamos cookies en nuestro sitio web para personalizar contenido y publicidad, proporcionar funcionalidades a las redes sociales, o analizar nuestro tráfico. Haciendo click consientes el uso de esta tecnologia en nuestra web. Puedes cambiar de opinion y personalizar tu consentimiento siempre que quieras volviendo a esta web